Más de 11.000 científicos de 153 países publicaron una carta abierta, en la que advierten que deben introducirse cambios dramáticos en la sociedad para evitar “un sufrimiento incalculable debido al cambio climático”. Pero los autores del mensaje aseguran que no es tarde para evitar los peores efectos del cambio climático, y recomiendan acciones concretas en seis sectores.

“La crisis climática se está acelerando más rápido que lo que preveía la gran mayoría de los científicos. Declaramos de forma clara e inequívoca que el planeta Tierra enfrenta una emergencia climática”.

Energía: Los políticos deben establecer precios lo suficientemente altos como para desalentar el uso de combustibles fósiles. También se debe poner fin a los subsidios a las compañías productoras o refinadoras de combustibles fósiles como el petróleo, y reemplazar el crudo y el gas con energías renovables.

Contaminantes: Es preciso eliminar o limitar las emisiones o producción de metano, los hidrofluorocarbonos y el hollín. Limitar estos contaminantes podría reducir la tendencia al calentamiento a corto plazo en un 50% en pocas décadas.

Naturaleza: Los científicos recomiendan detener la destrucción de bosque, además de restaurar áreas boscosas, praderas y manglares. Estas medidas aumentarán el “secuestro” de CO2 o dióxido de carbono de la atmósfera.

Alimentos: Un gran cambio en la dieta es urgente. Todos debemos consumir más productos en base a plantas y menos de origen animal, como la carne vacuna. Reducir el desperdicio de alimentos también es crítico.

Economía: Los autores aconsejan convertir la dependencia de la economía de los combustibles fósiles. También señalan que es necesario cambiar el enfoque económico que persigue incesantemente el crecimiento y mide solamente el Producto Bruto Internto (PBI) como indicador.

Población: La población mundial está creciendo a un ritmo de 200.000 nuevos individuos cada día. Los científicos recomiendan reducir la presión del crecimiento de la población a través de medidas éticas como prolongar la educación de las niñas. Varios estudios han demostrado que el aumento en el nivel educativo de las mujeres suele estar acompañado de una reducción en el número de hijos.

“Las emisiones de CO2 siguen subiendo, la temperatura sigue subiendo. Hemos sabido esto por 40 años y no hemos actuado. Sé que hablar sobre limitar el crecimiento de la población es controvertido, pero es necesario considerar el tema cuando se habla del impacto humano en el planeta” Thomas Newsome, profesor de estudios ambientales de la Universidad de Sydney en Australia

VER LA NOTA COMPLETA